Cuadros de flores

Los cuadros son las mejores piezas decorativas para personalizar una estancia. Es muy importante tomar tiempo para elegir el más acorde. Los cuadros de flores adquieren una gran importancia entre los diseñadores de interiores.

¿Qué cuadros de flores tenemos que elegir?

Uno de los parámetros importantes es el tamaño del cuadro. Si lo vamos a situar encima de un mueble debemos tener cuidado de que sus dimensiones no superen el 80 % del tamaño del objeto.

El color es otro de los aspectos a tener en cuenta. El color del cuadro con flores debemos elegirlo en función de la tonalidad  de nuestra pared. Si tenemos una pared de un color claro, el cuadro deberá ser de un tono fuerte para que exista un contraste. Si por el contrario la pared es de un color oscuro, es aconsejable colocar un cuadro de una tonalidad neutra.

¿Todos los cuadros con flores son iguales?

Un cuadro es una pieza que consigue dar a nuestra habitación personalidad propia. Por ello consideramos muy importante el tipo de flor que aparece en el cuadro. No todas tienen el mismo significado y depende del mensaje que queramos transmitir debemos elegir una u otra.

Un cuadro de rosas rojas o blancas es ideal para colocarlo en un dormitorio ya que estas son representativas del amor y de la pasión.

Las amapolas rojas simbolizan el sueño y el consuelo y se utilizan en estancias más rústicas. Sin embargo, las amapolas blancas están indicadas para decorar zonas más modernas.

Uno de los cuadros de flores más utilizados en decoración son aquellos que contienen margaritas. Representan la inocencia y la pureza.

Un cuadro puede expresar mucho de tu personalidad. ¡Díselo a tus invitados con flores! Hay uncuadro de flores para cada persona. Busca el que mejor te representa a ti.

Arriba